Segundo encuentro a pie descalzo

... ¿A pie descalzo? ¿Qué es eso? 

En dos encuentros al año y un contínuo en nuestro día a día, un grupo de jóvenes nos reunimos para compartir la fe y seguir creciendo moral y espiritualmente con la formación recibida. 

Durante este fin de semana hemos tenido el segundo encuentro. Llegábamos inmersas en el ritmo del día a día que te atrapa, recién acabados los exámenes pero con ganas de participar por el buen sabor de boca que nos había dejado el anterior encuentro. 

Mateo con "sois la sal y la luz" comenzaba encendiendo nuestra CASA, hilo conductor de todo el fin de semana. Empezábamos a ser conscientes de que era Él quién llamaba a nuestra puerta, y nosotros, desde nuestra libertad, los que abríamos la puerta y nos sentábamos a cenar con Él. 

A través de diferentes textos y preguntas, estuvimos reflexionando acerca de cómo es el plano de nuestra casa, qué hay en ella,... además, en pequeños grupos también tuvimos la oportunidad de compartir y enriquecernos con las de los demás.

Tras esto, dábamos paso al tema de la Santidad, considerada como una manera de vivir en el día, a través de pequeñas acciones que nos hacen "súperheroes". No solo con San Agustín, Santa Teresa de Jesús o Carlos de Foucould, hemos podido sentirnos identificados, si no que nos abrieron los ojos otros santos de andar por casa, otros santos Asunción que, desprendiéndose de ellos mismos para darse a los demás desde los valores del evangelio, alcanzaron la Santidad.

A pie descalzo es una manera de compartir la vida pensada para gente como nosotros, con momentos de oración, de compartir, lúdicos... En definitiva una manera de caminar juntos, desde lo que nos llena y nos une: Jesucristo y María Eugenia. 

¡Aúpa todo el mundo que toca el suelo con los pies!