50 años de fidelidad

La celebración de la Eucaristía de Acción de Gracias, por los 50 años de vida religiosa de Dolores, ha reunido a un gran número de hermanas de todas las comunidades cercanas que junto con su querida comunidad, los trabajadores y amigos de Collado, hemos podido agradecer a Dios su Fidelidad y sus muchos años de entrega  trabajando por su Reino en la Congregación.

Cecilia, haciéndose voz de toda la Provincia leía en la monición de entrada:

“ Dolores, 50 años son muchos años constatando en tu vida , que Dios no falla nunca, que siempre nos sostiene; que en todo momento experimentamos su presencia dándonos fuerzas para servirle en los hermanos en distintos lugares y de diferentes maneras: En los colegios, tratando de hacer felices a los niños y enseñándoles a amar la vida y en ella , al Dios que nos da todo, siendo agradecidos; después con largos años de servicio a la provincia, y ahora, aquí en Collado ,Dios ha querido que sirvas a las hermanas…

Pedimos que hoy, con renovada ilusión puedas seguir diciendo desde el corazón, esa palabra que hace 50 años elegiste como lema: Para mí la Vida es Cristo y que como hija fiel de Mª Eugenia sigas teniendo tu mirada fija en Jesucristo  y en el extensión de su Reino…”

Una comida fraterna, cariñosamente preparada por el personal y hermanas de la comunidad, nos ayudó a seguir celebrando la Fidelidad de Dios y la respuesta generosa de Dolores a su llamada.