Nuestra vida-carisma

A la escucha de Dios y de la vida, en comunidades contemplativas y apostólicas, las Religiosas y los laicos de la Asunción continuamos hoy respondiendo a nuestra vocación específica en la Iglesia, al servicio de las necesidades de nuestro Mundo: “dar a conocer y hacer amar a Jesucristo en una tarea de educación para la transformación de la sociedad” Sta. Mª Eugenia de Jesús.

La oración personal y litúrgica armoniza nuestra vida en torno a Dios, Belleza Infinita que nos ha creado y redimido en Cristo, el Verbo Encarnado.

En la meditación y el estudio de la Palabra de Dios, en el rezo comunitario de la Liturgia de las Horas que intercala nuestra jornada y en la celebración de la Eucaristía prolongada en la Adoración del Santísimo, reconocemos y adoramos al Dios Amor que continuamente nos recrea, y nuestra oración se convierte en alabanza, acción de gracias y petición por el Mundo.

El gozo de sabernos amados por Dios, nos lleva a desprendernos gozosamente de todo lo que impide que Dios reine en nuestras vidas, y aumenta nuestro celo apostólico haciéndonos sus colaboradores.

En comunión con la Iglesia y enviados por ella, hermanas y laicos comparten una misma misión educativa cimentada en la Fe y el Amor a la Verdad, que se desarrolla en colegios, centros de promoción social, residencias para jóvenes y parroquias... adoptando formas y lenguajes de las diferentes culturas de los más de treinta países donde estamos insertos. Cada comunidad o grupo de la Asunción, en su pequeña esfera, animado por la pasión de Sta. Mª Eugenia y orientado por su filosofía, desarrolla una educación integral, que ayuda a formar caracteres sólidos, personas libres, responsables y comprometidas en la construcción de un mundo donde la Justicia, la Paz, el respeto de la Creación y la Solidaridad sean posibles.

En comunidad cada día recibimos, construimos y disfrutamos con el espíritu de familia que nutre nuestra vocación, y nos forma como discípulos, desde el reconocimiento y la aceptación de las diferencias, el agradecimiento y el perdón y la búsqueda de proyectos comunes.

Como María cuya vida “fue toda adoración”, queremos que nuestra acción sea servicio y alabanza a Dios en y para nuestro Mundo.

 

Hoy, hermanas y laicos de la Asunción, están presentes en 33 países: Europa (6), Asia (5), América (10) y África (12), conformando 19 provincias, comparten fe, vida y misión.

Noticias relacionadas con: Espiritualidad

UNA VOCACIÓN JOVEN BUSCANDO LA ESTRELLA DE LA VIDA RELIGIOSA

Mercy llegó a nuestra casa de Olivos justo para las 1ªs Vísperas del 10 de marzo, fiesta de Santa Mª Eugenia. Hasta hoy ha convivido con la...

Publicación de la encíclica “Fratelli tutti”

El Papa cierra el mes de la tierra con la publicación de la encíclica “Fratelli tutti” El papa Francisco hoy día 3 de octubre en Asís junto a la...

La Asunción de la Santísima Virgen María "Haced todo lo que os diga" (Juan, 5)

Muy queridas hermanas y amigos: ¡Os deseo una feliz y santa fiesta de la Asunción de María! Espero que al recibir este mensaje os encontréis todos...