RETAZOS DE VIDA...A PIE DESCALZO

"La asunción es una familia portadora de una misma luz, fuego vivo que nunca se apaga, es la llama del mismo Jesús" Ese fragmento de un canto de la Asunción, creo que resume muy bien el fin de semana. Un grupo de jóvenes, que sin conocerse llegan y forman una comunidad, una familia con un fin en común, las ganas de conocerse más a sí mismos y acercarse más a Jesús teniéndolo presente.

Han sido días y momentos de acercarnos más a Jesús y a nosotros mismos, de abrirnos a los demás, de dejar al otro y a Jesús entrar en mi casa, entrar en mi vida. De emociones compartidas y de camino andado, de superar miedos y debilidades. Gracias por hacerlo posible.

Descalzarnos, entrar en terreno sagrado, dejarnos descubrir por Dios, descubrir en nuestra vida a Dios, junto a la vida de otro, en un clima de respeto,cuidado, descanso, fraternidad y paz.

Han sido dos días de relecturas, de mirar hacia dentro y sobre todo, días de dejarnos mirar por Jesús. El descalzarnos y tocar Tierra Sagrada, permitió la construcción de nuestra Casa, de nuestro ser. Para construirla nos ayudan los demás a través de su vida y experiencia, al igual que la de aquellos "santos de al lado". Personas que tenemos alrededor que son ejemplo de fe y alegría del Evangelio. Si bien, no está completa aún, puedo decir con convicción, que reconocemos sus cimientos, los pilares y al Arquitecto.  

Pie Descalzo ha sido una experiencia significativa en la que, a la luz del evangelio, hemos reconocido y afianzado la relación que mantenemos con María.

Pie Descalzo es familia, familia que conoces en dos días y ya forma parte de ti, de tu vida. Gente buena y valiente, que expresa lo que siente. Pie Descalzo es amor sin condición.