SIN MIEDO A COMPARTIR LA FE

¡Qué pasada de día el que vivimos ayer en la comunidad de Dalías! El grupo de catequistas, unido a las hermanas y a unos cuantos jóvenes de la parroquia compartimos un tiempo precioso.

Paula, antigua alumna de la Asunción y profesora en el colegio de Gijón, recorrió unos cuantos kilómetros, uniendo norte y sur, para mostrarnos una forma diferente de transmitir la Palabra de Dios y la Historia de la Salvación a los niños, jóvenes y adultos a través de la pedagogía Montessori.

Todos fuimos nuevamente niños abiertos a la novedad, a la magia y a la sorpresa que trae consigo siempre la Palabra de Dios.

Compartir el día de ayer nos dio impulso para seguir creyendo que es posible, que trabajar por la extensión del Reino y vivir comprometidamente el Evangelio, merece la pena. Y merece la pena porque nos sentimos parte de una gran comunidad y de una gran familia, que es la Iglesia.

Este fin de semana hemos comenzado a vivir en toda la Iglesia el Adviento, ese tiempo fuerte que es, al mismo tiempo, espera y esperanza... Ayer, el Adviento irrumpió con fuerza en todos nosotros... Gracias, Jesús por venir ayer, y hoy y todos los días a nuestra vida.

Ver fotos del encuentro