Celebración del día de la Vida Consagrada.

Este año 2021, la celebración del día de la Vida Consagrada tuvo manifestaciones muy diversas en nuestras Comunidades. Unas solamente en la comunidad, Eucaristía y Oficio; otras en la Parroquia y alguna en la Catedral con el Obispo, y con un aforo limitado según la normativa.

Algunas experiencias que nos comunican Comunidades:

  • Comunidad de Santa Isabel. Madrid

Pusimos gran interés en el Oficio con una buena preparación.  Además, colocamos tantas velas como hermanas sobre la mesa del altar y durante el himno de Laudes cada una la encendió. La segunda lectura del Oficio nos ayudó a entrar en el misterio que celebrábamos.

Por la tarde unas pudieron seguir por T.V. la misa retransmitida por el Papa desde Roma; Otras participamos en la Misa de la Catedral, presidida por el arzobispo, Don Carlos Osoro, asistieron unos 40 sacerdotes 5 obispos y un cardenal. El aforo siendo reducido a pesar de que todos los bancos estaban llenos daba la impresión de vacío, con relación a los años anteriores. En su homilía, recogiendo el lema de este año: “La vida religiosa, parábola de fraternidad en un mundo herido” Nos dijo: la Eucaristía, momento culminante para vivir y mantener la fraternidad, aprender a construirla y a comunicarla. Llamados a ser educadores de la fraternidad en este mundo.   

 

  • La comunidad de Mira Cruz.

Día para renovar nuestro ofrecimiento al Señor y agradecerle su presencia en nuestra vida.  

Además de la oración comunitaria, celebramos este día en la Parroquia y en la Catedral del Buen Pastor. Ésta última ceremonia presidida por el Señor Obispo Don José Ignacio Munilla, acompañado por el delegado de las religiosas. Nos reunimos varias Congregaciones y un número de personas significativo dadas las restricciones que vivimos. Del mensaje del Obispo José Ignacio dirigido a los cristianos y religiosos allí presentes, destaco los siguientes puntos:

  • La oración, la evangelización y la misión de consolar.
  • Como símbolo para la vida religiosa el señor Obispo utilizó el faro y nos hizo la llamada a ser faros luminosos que lleven al buen puerto a las personas que están buscando y perdidos por la vida, Llamada a ser luz para los demás.
  • Comunidad de Huércal-Overa

Participamos en la Celebración de la Parroquia, y nuestro párroco nos sugirió que renováramos nuestros votos después de la Homilía.

 

  •  Comunidad de Collado

Como iniciativa hemos escuchado-visto una conferencia de Juan Antonio Adániz, franciscano conventual, que CONFER proponía. Muy buena; la recomendamos. La dio en Valladolid en el 2016 pero es actualísima.

En Vísperas hicimos las preces que CONFER proponía para la celebración.

 

  • Comunidad de Olivos.

Nos envían una propuesta desde la Diócesis, del Coordinador de vocaciones. Una iniciativa muy creativa, si la pandemia lo permitiera: Luces en la Ciudad 2021. Se trata de una invitación para que los jóvenes de nuestra Diócesis, puedan conocer la belleza de la Vida Consagrada, descubran el sentido de esas vidas y se suscite en ellos la pregunta vocacional.

Este año proponemos que los jóvenes no visiten comunidades de Vida Consagrada y las comunidades que quieran podrían enviar un Video, un Testimonio, con la idea de convocar a los Jóvenes en sus parroquias y puedan recibir ese testimonio, y poder compartir lo que les suscite.

 Esperamos que la pandemia no limite esta convocatoria, y podamos hacer más visible a los jóvenes la belleza de la Vida Consagrada. (Extracto de la Circular)

 

  • Comunidad de Pedregalejo

Aquí a pesar del "cierre" parcial al que estamos sometidos, hemos celebrado el día de la Vida Consagrada primero en la Comunidad, tratando de solemnizar el Oficio y decorar la capilla.

 Por la tarde y con un aforo limitadísimo, tuvimos una celebración Eucarística en la Catedral presidida por nuestro obispo D. Jesús Catalá Ibáñez en la que renovamos los votos de pobreza, castidad y obediencia.

  1. Jesús en la homilía, comentando la Palabra, lo unió a la Vida Consagrada, profecía de fraternidad en un mundo herido, y nos agradeció la presencia en la Diócesis de nuestras Congregaciones que aportan la riqueza de sus carismas a nuestra sociedad malagueña y suponen escucha, apoyo, bálsamo y sabiduría para nuestro mundo tan golpeado por la enfermedad, la crisis y el dolor.

  • Comunidad de León

 

Este año se cumplen 25 años desde que san Juan Pablo II instituyó la Jornada de la Vida Consagrada con el fin de que la Iglesia cayera en la cuenta y pudiera dar gracias por la vida de tantos que se han seguido y siguen al Maestro y Señor en el camino de la consagración religiosa.

De todos es bien sabido que la Diócesis de León ha sido y es fecunda en vocaciones a la vida Consagrada. La crisis de la Covid-19 ha golpeado con fuerza a algunas de las Congregaciones. Aún en medio de tanta fragilidad y dolor, los religiosos y consagrados se han comprometido con su vida encarnando el lema de la Jornada de este año: parábolas de la fraternidad en un mundo herido. Don Luis Ángel de las Heras recogía en su Carta Pastoral que hay que dar gracias al Señor por ellos y con ellos, tejedores de lazos samaritanos hacia dentro y hacia fuera, seguidores cercanos de Jesucristo, Buen Samaritano.

La Eucaristía que se celebró en la Catedral, cumpliendo con todas las normas sanitarias, sirvió para agradecer la vida y la entrega de los más de 40 religiosos que han fallecido en la Diócesis víctimas de la Pandemia. El Obispo había invitado, en esta ocasión, a todos los Superiores de las comunidades de religiosos y consagrados de la ciudad de León; Toñy Álvarez participó en esta celebración.